Ya son cinco los policías detenidos involucrados con bandidos

Ayer los dos casos más resonantes fueron los hermanos Rey, uno de ellos a cargo de investigaciones muy importantes

Luego de las aprehensiones que ya mencionamos, cayó “La Pepo” una suboficial del Comando Radioeléctrico que formaba parte de la banda que encubría las acciones delictivas, según informaran altas fuentes allegadas a la investigación, la misma fue aprehendida por la Policía Federal de Buenos Aires en Rosario, ya que estaba emitida la alerta para su aprehensión. El cuarto en caer si bien no es parte de la fuerza policial, se trata de el “Fino” Marcelo Nicolás Ocampo quien estaba encargado de embarrar la cancha como suelen decirlo en la “jerga” policiaca, si bien estaba con prisión domiciliaria no solía respetar la misma y sería quien proveía la “mano de obra sucia” a la banda liderada por Esteban Lindor Alvarado.

Por último, otro que deshonra el uniforme, el subinspector Pablo Bancora, quien era parte dentro del Ministerio Público de la Acusación del desarrollo de la investigación contra Alvarado. Si bien había sospechas, hace unos días lo habrían relegado de sus funciones y estaba en Buenos Aires, tras llegar a la terminal de ómnibus fue arrestado también por las TOE en horas de esta madrugada. Junto a los hermanos Rey suman cinco los detenidos por esta investigación, aunque los allanamientos continúan y no descartan más detenciones.

Esta tarde serán imputados en el Centro de Justicia Penal, donde se conocerá como funcionaba esta banda criminal. Un caso muy peculiar que adelantaron los investigadores, fue sobre el hecho de balacera contra la casa de una funcionaria del MPA en Rioja al 500, los bandidos buscaban culpar a una persona puntual que tenía un VW Up. Para ello robaron un auto de similares características en la Provincia de Córdoba y lo trajeron hasta Rosario, en donde lo pintaron del mismo color. Luego del ataque a balazos sobre el frente de la vivienda mencionada, los autores que se desplazaban en moto y con casco, abandonaron el rodado a los pocos metros, para subirse a un Up!! Estacionado estratégicamente, huyendo hacia la zona sur por calle Alem. Luego “La Pepo” (empleada policial) sería la encargada de pasar los dominios del rodado que necesitaba inculpar, para que la policía despliegue un operativo de búsqueda en la ciudad sin poder dar con los verdaderos culpables. Estas acciones fueron registradas por las cámaras de seguridad que fueron claves para desmantelar esta organización criminal que funcionaba con policías

Please follow and like us:
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial