Varios allanamientos en zona norte y oeste

Dieron como resultado la detención de más de media docena de personas y secuestros de armas, a raíz de denuncias por robo calificados y con privación ilegítima de la libertad

Este viernes, en horas de la mañana personal de la Brigada Operativa irrumpieron, en simultaneo, en seis domicilios ubicados en José Ingenieros al 8700, calle 1379 al 3800, Pasaje Moss al 1000, Colon Norte al 2000, Lorenzo Batle al 4200 y Salvat al 2500. Los mismos fueron ordenados por la Dra. Valeria Haurigot de la Fiscalía de Investigación y Juicio N° 3, en donde atestaron a Casandra R de 18 años, Brian O de 20, Tania R de 22, Nahuel R de 29, Noelia G de 35, Vilma R de 44 y Carlos G. Entre estos, dos de los sospechados en ilícitos sería los identificados como autores Tania y Brian.

Además, secuestraron una granada sin tren de fuego, una pistola calibre 9mm con 16 cartuchos, un revólver calibre 22 corto con 3 cartuchos y una pistola calibre 40 con cargador completo y municiones; siete celulares; un cuatriciclo a batería, un auto a batería, un cachorro de bulldog frances, un Peugeot 206, un Volkswagen Gol y una moto enduro.

Luego, al momento de constatar las identidades de los detenidos, con respecto a Nahuel R quien cumplía con arresto domiciliario utilizando tobillera electrónica la Dra. Haurigot, ordenó que continuara detenido. Además, comprobaron que Carlos G tenía vigente un pedido de captura por no regresar de salidas transitorias de la Unidad Penitenciaria N° 11 de Piñero desde el año 2014, por lo que también quedó detenido junto con el resto de los demorados.

 

Según informó Ernesto Gaudencio – jefe de la Brigada que realizó los allanamientos – se produjo el pasado 26 de marzo, pese a que la denuncia se radico recién el pasado 6 de abril. Según denunció la víctima, de la que no trascendió la identidad, en esa fecha tres personas ingresaron a su vivienda de calle Martínez de Estrada al 7600 portando armas de fuego y lo privaron de su libertad, lo subieron a un Peugeot 206, y lo llevaron a la casa de uno de los ahora detenidos donde lo obligaron a firmar una serie de formularios para concretar la venta de su automóvil Volkswagen Gol y una moto, además de robarle de su vivienda una serie de elementos y un cachorro de Bulldog Frances.