Una jueza ordenó que un homicida quede preso en el despacho de un subcomisario en vez de estar en la cárcel

Se trata de la jueza de Ejecución Penal la Dra Luciana Prunotto y la orden es sobre el hijo de Luis Enrique Quebertoque quien era parte de la Brigada Operativa Judicial que fue desplazada en abril de 2014 tras irrumpir con una orden falsa en un barrio cerrado de Pilar tras el crimen de Luis Medina

Parece una broma, pero no lo es, este martes el comunicado sorprendió a todos cuando la Dra Prunotto dispuso que Luis Ezequiel Quebertoque, quien cumple una condena por el homicidio de Eugenio Guadagnoli, hecho ocurrido en la madrugada del 1º de diciembre de 2013 en el interior de una panchería de Entre Ríos al 1000. Este junto a otros cinco reclusos tres de ellos expolicías ligados a causas de narcotráfico y homicidios, junto a un quinto recluso que cumple condena por femicida, se encontraba cumplimentando condena en la Comisaría 27º de Arroyo Seco, siendo además los únicos cinco detenidos en dependencias policiales de la provincia.  El abogado de Quebertoque, tras presentar un habeas corpus por malas condiciones edilicias (un desperfecto eléctrico de un termotanque) logra que la jueza haga lugar al mismo y le solicita en primer término al Servicio Penitenciario un lugar para alojarlo. Para alivianar trámites, deciden trasladarlo al Order que es una especie de anexo con el que cuenta la Nueva Alcaidía de Rosario en 27 de Febrero al 7800, pero no conforme con ello, la magistrada indicó que el preso debe ser alojado en la dependencia que hoy funciona como oficina del subjefe, en la Comisaría 27º de Arroyo Seco

Desde el Ministerio de Seguridad remarcaron que se encuentran apelando la medida ya que como siempre mencionan, la potestad de donde alojar a los prisioneros es pura y exclusiva del Servicio Penitenciario. Como así también es una apuesta la de terminar el período sin presos en las cárceles

Cabe señalar que, en esta fantasmagórica novela, Quebertoque había sido trasladado junto a cuatro detenidos a la mencionada Alcaidía, para luego ser derivados a distintas Unidades Penales de la Provincia, siendo que en las seccionales policiales del Departamento Rosario ya no quedan presos, todos están dentro del Servicio Penitenciario tal como lo tenía previsto el Ministerio de Seguridad desde el comienzo de esta gestión y su programa de transformación del sistema penal carcelario.