Una denuncia anónima le pone fin a un garito

Fue en la zona oeste de Rosario y hay dos mujeres que fueron puestas a disposición de la justicia

Un llamado a la Sub Comisaría 21º dio cuenta que en Juan B. Justo al 8200 se estaría llevando a cabo la actividad de juego clandestino. Tras llegar al lugar una patrulla observaron, desde la vereda ocho computadoras, dado que la puerta y ventanas del lugar se encontraban abiertas.

Tanto Liliana V de 36 años y Adriana Z de 34 quedaron a disposición de la justicia, siendo ambas las encargadas del lugar. La Dra. Basagastegui, ordenó el secuestro de las computadoras y toda la documentación, junto al material de interés para la causa que decomisaron