Una banda de policías que comenten delitos y aún siguen en funciones

Se trata de una banda que opera en la Provincia de La Pampa con la “excusa de ir tras cazadores furtivos” realizan allanamientos ilegales y se quedan con las pertenencias de las víctimas

Cuatro policías fueron denunciados por apremios ilegales, luego que se realizaran tres denuncias, desde la cúpula policial solo decidieron darles otras funciones en vez de iniciar una investigación y separarlos del cargo. Estos delitos tienen origen en la localidad de Telén en la Provincia de La Pampa, donde al menos tres propietarios de campos denunciaron la faltante de dinero y otros elementos de sus fincas tras allanamientos que se realizaron, según denuncian las víctimas de manera ilegal. En eldiariolapampa.com.ar accedieron a una de las denuncias donde un vecino de dicha localidad hizo una presentación ante la Fiscalía de Victorica. Dijo que el operativo fue sin orden judicial ni testigos y apunta contra el comisario Buri, desplazado tras una denuncia por apremios. Un vecino de Telén, Mauricio Nicolás, denunció que, en abril de este año, tras una serie de allanamientos en su domicilio y lugares de trabajo, le faltaron 9.200 dólares. La presentación se realizó ante la fiscala de Victorica, Alejandra Moyano, dichos operativos, fueron encabezados por el exjefe de la Comisaría de Telén, el recientemente desplazado Oscar Buri, por quien estaba a cargo del puesto El Durazno, Eliezer Echegaray y por el coordinador de la Zona Oeste, Rebechini. Los allanamientos tuvieron lugar en abril de este año en el domicilio de Nicolás y en sus lugares de trabajo, como algunos campos y un predio de fabricación de conteiners a la vera de la Ruta 10, en Telén.

No fue el único caso; otro procedimiento trunco despertó la ira de los policías que golpearon a un peón rural hasta hacerlo defecar encima, además denunció que lo golpearon hasta dejarlo sin aire y lo amenazaron de muerte. Según a la información que accedió infohuella.com.ar la policía llegó hasta la hacienda en busca de un tal Juan Correa a quien lo buscaban por la práctica de la caza ilegal. El procedimiento fue negativo en cuanto a detenidos y secuestro de material de interés para la causa, dado que Correa estaba en su casa de Telén, tomando mate. La denuncia fue realizada por el puestero del campo El Dimoy, el cual denunció a cuatro policías, entre ellos a Eliezer Echegaray, encargado del Puesto Caminero de El Durazno. También fueron denunciados los efectivos Morales, Correa y Cabral.

Y hay más

Finalmente, se le suma otro hecho en el que además el representante legal de los propietarios de un campo en Telén remitieron una nota solicitando respuestas al Ministro de Seguridad y al Gobernador, junto a los Organismos de Derechos Humanos, dado que consideran que los cazadores furtivos serían los policías. Las víctimas también apuntan a las sub comisarías departamentales, donde se desempeñan los Sres. Eliezer Echegaray, Oscar Guri y Rebechini, cuando el pasado 6 de abril irrumpieran de manera ilegal en una propiedad situada en la Ruta Provincial 14 a 10 kilómetros de distancia del puesto caminero El Durazno. Los uniformados habrían ingresado a la finca familiar con armas largas y en una actitud de prepotencia, a los gritos y alterando a los ocupantes de la familia entre los que se encontraba un menor, que entró en una crisis de llanto, quedándole secuelas de pánico tras el paso de los días.

No sería la primera vez que Echegaray, es denunciado, pero siempre sale librado por el hermetismo y complicidad que existe dentro de la fuerza, detallaron algunos vecinos de la zona, que por su seguridad no fue su deseo el de revelar su identidad. Asimismo, señalaron que son ellos quienes con el consentimiento de Rebechini, cazan y llevan gente para luego comercializar la carne de los ciervos. Dando por asentado que es vox populi en la localidad que existe una red de comercialización ilegal.

En esta oportunidad si bien no fueron golpeadas las víctimas, quedaron incomunicadas pro más de 12 horas sin dar aviso autoridad alguna, sin proveerle agua ni comida, “tirado” en una suerte de calabozo como un delincuente, profiriéndole amenazas, insultos de todo tipo y hasta un empujón que lo lanzó al piso por parte de un oficial de tez oscura y pelo corto que él deberá identificar y que le produjo un hematoma leve en la zona cervical. Este abuso de autoridad y apremio ilegal, tenía como objeto que el puestero me involucre a mi directamente en alguna actividad ilícita que desde ya no existe.

Cabe destacar que, al recuperar la libertad, comprobó que los policías actuaron como “cuatreros” haciéndose de varios kilos de carne supuestamente “secuestrada” de la heladera del pobre puestero que se llevaron a sus respectivas casas, además de las dos botellas de vino Catena Zapata Malbec, mil dólares y otros efectos que se detallaron en dicha presentación judicial

Las víctimas y ciudadanos de Telén temen por este accionar policial y solicitan que desde el Ministerio de Seguridad se tomen medidas concretas y no parches de emergencias, como así también la separación del cargo de dichos agentes, hasta que termine la investigación que aún no ha iniciado

 

Fuentes; eldiariolapampa.com.ar / infohuella.com.ar

Please follow and like us:
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial