Un muerto y un herido en un kiosco y algo más

En las primeras horas de este jueves en un pasillo de Avellaneda al 4200 se produjo el hecho por el cual el herido quedó detenido y se dictaron medidas de curso para dar con los autores

En un pasillo donde yacen varias viviendas precarias a la altura de calle Avellaneda al 4200 unos 200 metros hacia adentro donde funcionan tres kioscos uno al lado de otro, el tercero del segundo separados por una terreno baldío, en este identificado como casa N° 7 fue donde se encontró alrededor de las 7 de la mañana el cuerpo sin vida de Elbio Andrés González (32). La reseña policial cuenta, que arriba el personal del Comando Radioeléctrico al lugar por un llamado a la Central de Emergencias del 911 donde habían escuchado varios disparos de arma de fuego. Una vez en el sitio encontraron a Luis Rubén Nosrala (41) con una herida de arma de fuego y su amigo sin vida.

En el lugar arriba el Móvil N° 6 del SIES a cargo de la Dra Peñaranda, quien diagnostica para González herida de arma de fuego en cráneo región occipital y el deceso, mientras que para Nosrala quien se encontraba con vida sufre una herida con arma de fuego en el cuello con entrada y salida, además presentaba un impacto en omoplato, fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) para quedar con custodia policial luego de las primeras medidas ordenadas por el Fiscal de la Unidad Especial de Homicidios el Dr. Adrián Spelta, dado que en el lugar se habría encontrado estupefacientes y armas.

Cabe destaca sobre Nosrala, que hace un tiempo se retiró de la fuerza policial con la jerarquía de cabo y con buen concepto entre sus compañeros que se vieron sorprendidos al anoticiarse de lo ocurrido

Si bien no está claro el motivo del deceso de González, se manejan dos posibles hipótesis, una hablaba de una posible venganza por una balacera días atrás donde resultaran heridos padre e hijo, aunque estaría quedando descartada por otros indicios de la causa. La principal causa pasó a ser un conflicto interpersonal por la venta de drogas en el lugar, dado que intervino personal de la Dirección General de Control de Adicciones por el hallazgo de bochas de cocaína y marihuana en gran cantidad dispuesta para su comercialización.

Spelta ordenó varias medidas de curso para lograr dar con los posibles autores con los testimonios recabados en la zona. Aparentemente los autores serían dos sujetos que estarían identificados y que se desplazaban en motocicleta, los cuales habrían huido por el pasaje Cagancha dentro del asentamiento precario.

Las actuaciones derivaron en la Comisaría 18° y además trabajó la PDI en el lugar