Un menor ingresó con un disparo en la boca

Un chiquito de 5 años, Álvaro R. estaba con su familia dentro de su casa en Centeno 205 cuando se escuchan detonaciones con armas de fuego que provienen del exterior del domicilillo y se percatan que Álvaro comienza a sangrar.

Es trasladado de inmediato al Hospital de Niños V.J. Villela donde se le diagnostica herida de arma de fuego con orificio de entrada y salida en el labio superior, se le realizan las curaciones, para quedar en observación, se encuentra fuera de peligro.

Según vecinos confirmaron a fuentes policiales que se trataría de un sujeto que rondó por el barrio haciendo detonaciones al aire en varias esquinas