Un condenado más por delitos de “skimming”

Tres años de prisión para el tercer integrante de la banda que realizaba defraudaciones con tarjetas de débito y crédito

La jueza de Primera Instancia Dra. Silvia Castelli resolvió homologar el procedimiento abreviado presentado por la Fiscalía y aceptado por la Defensa condenando a Wellington Jeanini Tavares Verardo de 26 años a la pena única y definitiva de 3 años de prisión efectiva por los delitos de defraudación calificada por el uso de tarjeta de débito falsificada en concurso ideal con falsificación de moneda en calidad de coautor (12 hechos), defraudación calificada por el uso de tarjeta de débito falsificada en calidad de coautor y en grado de tentativa (1 hecho), y asociación ilícita en calidad de coautor y consumado.

El Fiscal Dr. Matías Ocariz de la Unidad de Cibercrímen imputó 13 hechos. El imputado junto a otras dos personas ya condenadas, bajo la modalidad denominada “skimming”, que consiste en utilizar un dispositivo electrónico con el que capturaban los datos de las tarjetas de débito y una microcámara con el que registraban las claves de las tarjetas de las víctimas y posteriormente realizaban extracciones de dinero y transferencias bancarias desde diferentes puntos geográficos.

Los hechos ocurrieron entre los días 4 de noviembre y 17 de noviembre de 2017 en diversas sucursales bancarias cita calle Oroño al 200, Córdoba al 1800, San Lorenzo al 1300, Italia al 900, Av. Pellegrini al 1400 y Santa Fe al 1200; calle Córdoba al 1900 y Córdoba al 1000 de la ciudad de Rosario, y de calle Bompland al 300 de la localidad de Misiones.

Otros condenados

Junto a este imputaron días atrás a Diego Silva Do Prado y Alexandre Jose Olimpio y otras personas no identificadas de una asociación ilícita afincada en rosario destinada a cometer hechos ilícitos. Olimpio fue condenado en un procedimiento abreviado a la pena de tres años de prisión efectiva y Silva Do Prado a la pena única de tres años de prisión condicional.

La defensa estuvo a cargo del Dr. Ariel Gonzalez Zevallos.