Un anestesista y un sanatorio deberán pagar 2 millones de pesos a un paciente

El nosocomio deberá pagar la pena impuesta por la justicia, en tanto el seguro del profesional deberá afrontar la demanda

La Justicia rosarina condenó a un sanatorio y a un anestesista por las heridas sufridas por una mujer tras ser operada de cálculos en la vesícula. Fue luego de la intervención quirúrgica, la paciente ser incorporó del torso en la camilla y golpeó contra el pie del suero, la lámpara del quirófano y el equipo de video. Padeció una herida abierta y traumatismo en el hombre izquierdo, cuatro días después, el 3 de setiembre de 2013, fue sometida a una operación traumatológica, también con anestesia general. La agitación o excitación psicomotriz es un síndrome caracterizado por hiperactividad motora y alteraciones emocionales.

En la resolución el juez en lo civil y comercial Marcelo Quaglia destaca que “la diligencia de los médicos debe apreciarse con un criterio severo porque al intervenir valores tan trascendentes, la menor imprudencia, negligencia o descuido más leve, tendrá una dimensión especial que le confiere una singular gravedad”. Agrega que “se le exigirá una diligencia máxima teniendo en cuenta la mayor capacidad de prevención del profesional”.

Puntualiza el magistrado que “no medió la atención y contención del paciente tras el acto quirúrgico” y añade que “en relación con los hospitales, sanatorios y clínicas se reconoce que pesa sobre ellos una obligación tácita de seguridad hacia quien acude a los servicios que brinda”.

El Sanatorio Los Alerces deberá pagarle a la paciente demandante cerca de 2.000.000 de pesos, entre capital e intereses, también fue condenado el anestesista, las condenas son extensivas a 2 compañías de seguro.