Se terminó la discusión: Los análisis revelaron que se trató de “TALCO”

Así lo confirmaron las perecías de la Policía de Investigaciones asegurando la primera versión que sostenía el Ministerio de Seguridad, en cuanto a la sustancia encontrada en el vestuario visitante de Newell’s Old Boys

Desde la cartera de seguridad, que encabeza Maximiliano Pullaro, dieron a conocer los resultados de los análisis realizados por la Policía de Investigaciones de Santa Fe (PDI) que confirmaron que el polvo hallado en el vestuario visitante de Newell’s Old Boys era talco, tal como se adelantó en la conferencia de prensa que se ofreció el pasado lunes. En cuanto al responsable de haber esparcido el polvo en el lugar, realizaron una identificación por parte de las autoridades del Club y ahora el Ministerio evalúa las acciones a seguir. Desde el Departamento Biológico de la Policía de Investigaciones confirmaron que el polvo secuestrado era talco, encontrándose también restos de arena. También, ese día, secuestraron un bidón con el líquido usado para la limpieza del vestuario, que fue sometido a pericias y arrojó como resultado que era un bactericida con fuerte olor amoniacal, lo cual supone la confirmación de que los fuertes olores que provocaron diferentes complicaciones en los utileros del club visitante se debían al liquido usado para retirar el talco y no a sustancias presentes en el polvo mismo.

En cuanto al responsable de haber provocado las distintas especulaciones respecto al material, fue identificado por la Comisión Directiva de NOB, quienes elevaron un informe a Maximiliano Pullaro, que, junto a la organización del dispositivo de seguridad del partido, deberá evaluar las sanciones que correspondan en el marco del programa Tribuna Segura y el derecho de admisión delegado, sumado a la presentación que se hará en la Justicia.

Hora Cero:

Así se denomina el protocolo que da inicio la requisa del estadio y al llegar al vestuario visitante y al no encontrarse la llave, dispusieron de un custodio en el lugar y continuaron con requisa normalmente, coincidiendo luego la aparición de la llave con la llegada de los utileros de Rosario Central, que se hicieron presentes tres horas antes del arribo del plantel futbolístico. Ingresaron en conjunto y observaron el polvo esparcido por el lugar. Personal de limpieza de Newell’s realizó las tareas correspondientes con amoniaco, lo provocó luego las distintas molestias que manifestaron los integrantes de Central.

Vale destacar que en distintas partes del estadio se habían secuestrado elementos no permitidos, entre ellos una bandera con agravios al club visitante, rollos de papel de máquina registradora que, se presume, iban a ser arrojados al momento de la salida del equipo local. Por otro lado, en el techo de uno de los baños secuestraron un arma blanca.