“Quedate quieta que es un robo dame la plata”

Así un delincuente abordó a una empleada de un comercio, luego fue arrestado, pero recuperó la libertad

Pasadas las 17 un hombre de 27 años da cuenta a dos empelados de la Brigada Motorizada que al llegar a tomar su puesto de trabajo en el almacén de Alvear y Zeballos encuentra a su compañera encerrada en el depósito, la misma manifestó haber sido asaltada por un sujeto que sustrajo dinero y otras pertenencias, para dejarla encerrada, aportando datos del asaltante. El playero de la estación de servicios que se encontraba escuchando la conversación da cuenta que minutos antes un sujeto con esas características habría tomado un interno de la línea 123. Este dato sirvió para que los uniformados se pusieran en procura de la unidad de transporte, dándole alcance en Mendoza al 1100, identificando a los pasajeros de este, lograron dar con dicho sujeto, este dijo llamarse Nicolás Daniel B de 22 años, al que le secuestraron la suma de $ 2.500 en billetes de cambio, quedando en carácter de detenido y siendo trasladado a la Comisaría 2º.

Una vez en la dependencia policial la Fiscal de Flagrancias en turno Dra Aiello ordena que al sujeto le confeccione el acta de notificación de los derechos del imputado por el delito de robo, fichas planilla prontuarial, informe de antecedentes, informe médico, constatación de domicilio, foto del mismo y secuestro de lo sustraído, se tomen entrevistas a las supuestas víctimas, releven las cámaras de la zona y una vez finalizados los trámites legales de rigor el mismo recupere su estado de libertad a tenor del artículo 218 del CPP notificando además la prohibición de acercamiento al domicilio del comercio donde se produjo el hecho del robo