Por seguridad “El Monchi Cantero” pide tener visitas en su celda

Fue tras una presentación formal que realizó su abogado y que a pesar de ello hace más de un mes que no puede ver a su familia

Ramón Ezequiel Machuca, más conocido como El Monchi Cantero, integrante de la banda “Los Monos” quien fue juzgado y condenado por la justicia provincial, se aloja actualmente en el Pabellón Nº 26 de la Unidad Penitenciaria Nº11 de la localidad de Piñero, catalogado como “recluso de alto perfil” siendo que antes estaba alojado en Coronda, por razones de seguridad para su grupo familiar, fue trasladado a Piñero. En tal sentido el Dr Carlos Edwards atento a la solicitud de su cliente, manifestó ante la Oficina de Gestión Judicial que el “Monchi” con el fin de preservar la seguridad de su grupo familiar, (el cual se compone por su pareja y sus dos hijos menores de edad) las visitas tienen que efectuarse, dentro del mismo pabellón donde se aloja y que solo comparte con otros tres internos, siendo perjudicial para su seguridad y la de su familia que estas se realicen en el Salón de Usos Múltiples del establecimiento penitenciario. Según denunció también en otra presentación, encontraron escondido en el baño de dicho salón un celular y el temor radica en que puedan esconderse otros elementos prohibidos y usarse en su contra. Para evitar este tipo de situaciones es que solicitaron las visitas dentro del pabellón, mientras tanto, de manera voluntaria Machuca decidió no recibir visitas de su grupo familiar, por el constante hostigamiento y trato denigrante que han padecido tanto su pareja como sus hijos cada vez que lo visitaban, al momento de ser requisados o de la revisación de la comida que llevaban, la cual era literalmente destrozada.

El Dr Juan José Alarcón fue quien contestó la solicitud, apuntando como responsables al Servicio Penitenciario, como los encargados de autorizar dichas visitas, atendiendo estrictamente a las cuestiones de seguridad del recluso. También rechazó un pedido de audiencia o videoconferencia solicitados.

Luego de la contestación, el representante legal de Machuca, solicitó nuevamente por los derechos de su defendido, pidiendo que por lo menos una vez al mes, pueda recibir las visitas en el pabellón, conforme a lo normado en el artículo 3 de la ley 24.660 (Ley de Ejecución de la Pena Privativa de la Libertad) en cuanto a que las condiciones de detención “estará sometida al permanente control judicial”. Recordando que existe un hábeas corpus que se encuentra en trámite ante la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Santa Fe, luego que fuera catalogado como de “alto perfil”, incluso dictando una orden interna a tal fin cuya constitucionalidad se encuentra impugnada por lo que si la misma autoridad carcelaria lo está exceptuando del régimen común, luce razonable que la autoridad judicial, pueda controlar las condiciones de detención de Machuca, disponiendo que excepcionalmente sus visitas se realicen en el pabellón en el cual se encuentra alojado, sentenció Edwards en la última solicitud al Juzgado de Ejecución Penal, luego de la negativa para que reciba visitas en su pabellón