Nueva edición del programa voluntario de Entrega de Armas en el Distrito Sur de Rosario

Este lunes y martes habrá un punto móvil en el Club CAOVA. Luego se trasladará a Villa Gobernador Gálvez y sobre el final de la semana se repetirá en el Distrito Noroeste.

El Ministerio de Seguridad de Santa Fe, que conduce Maximiliano Pullaro, pone en funcionamiento una nueva edición del programa de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego con la presencia de Puestos Móviles en los Distritos Sur y Noroeste de Rosario y Villa Gobernador Gálvez para que los interesados puedan deshacerse de aquellas armas que tengan en su poder para evitar que caigan en manos equivocadas. El objetivo es que las armas de fuego que estén en poder de civiles sean destruidas para evitar que se produzcan situaciones de violencia en el territorio y que puedan caer en manos equivocadas. El programa se desarrolla en conjunto entre el Ministerio de Seguridad de Santa Fe y la ANMAC, dependiente del gobierno Nacional.

En esta nueva edición del programa, que se enmarca en uno de los ejes de gestión del ministro Pullaro, se busca superar los números obtenidos en la primera edición llevada adelante el pasado mes de Octubre donde se logró retirar de las calles, en cuatro días, 395 armas de fuego en Rosario y Villa Gobernador Gálvez además de 3586 municiones. A eso se le sumaron las 400 armas que los vecinos de la ciudad fueron a entregar a las delaciones oficiales de ANMAC, en un promedio de 40 armas por día.

El ministro Maximiliano Pullaro destacó que “además de las distintas tareas que se realizan día a día en la ciudad de Rosario y toda la provincia en materia de prevención y que permiten secuestrar armas de fuego en operativos de control en calle, las armas de fuego que se secuestran en los allanamientos que hacen las diferentes divisiones policiales y los programas territoriales para combatir la violencia urbana, creemos que es necesario poner a disposición de la gente este programa, para que aquellos que tiene un arma en desuso o la tienen en su casa heredada de algún familiar puedan entregarla en un espacio seguro y además recibir una retribución económica”.

A esto se le suman las 211 armas que se entregaron en las ciudades de Santa Fe, Santo Tome y Rafaela en los puntos móviles, además de las 2697 municiones y más de 100 cargadores, y las 50 armas recibidas en la delegación de Santa Fe. En total, a la fecha, el programa lleva recaudadas a nivel provincial unas 1056 armas y 6283 municiones, solo con los puestos móviles.

En esta oportunidad, en Rosario el puesto volverá a instalarse en el Club Atlético Olegario Víctor Andrade (Caova), ubicado en Av. San Martín 4989. El puesto funcionará allí los días 8 y 9 de abril, luego se trasladará a Villa Gobernador Gálvez, el 10 de abril, a la Asociación Vecinal Intendente Andreu (Comandante Espora 488). Finalmente, volverá a Rosario, esta vez al Distrito Noroeste, para instalarse en el Club Reflejos (Av. Génova al 2400) durante los días jueves 11 y viernes 12 de abril.

Cómo funciona el plan de desarme

Cabe destacar que es un proceso íntegramente anónimo, y que desde el momento en que se recibe el arma, la misma se inutiliza delante del usuario, condonando cualquier tipo de deuda que recaiga sobre esta, y omitiendo cualquier tipo de pena legal que pudiera recaer sobre el portador.

Una vez hecha la entrega, la persona que llevó el arma o las municiones recibe un váucher por un monto que va desde los 1.200 a los 3.000 pesos, dependiendo de lo que haya entregado. Este váucher se puede canjear por dinero a partir de un día hábil posterior al momento de la entrega. En la ciudad de Rosario existen dos Rapipagos (Entre Ríos al 500, y 3 de febrero y Presidente Roca).

Sobre el objetivo de esta campaña, el ministro Maximiliano Pullaro indicó que es importante “trabajar en campañas de concientización de lo que es el desarme y lo que es la entrega voluntaria de armas” y destacó que “es necesario poder combatir los circuitos ilegales”.