No hay detenidos por el crimen de Bocacha

Los resultados de la pre autopsia aún no revelaron los motivos del deceso, aunque pudieron comprobar que no murió ahogado y que presentaba politraumatismos

Este lunes se desarrolló la autopsia bajo el protocolo de Minnesota en el Instituto Médico Legal sobre el cuerpo de Carlos Daniel Orellano en relación a la investigación por la causa de su fallecimiento. El procedimiento comenzó a las 17, con placas radiográficas y una tomografía computada, para luego culminar con el resto de los exámenes pasada la medianoche.

Del mismo recabaron gran cantidad de material genético, el cual fue enviado a peritar y se tomaron muestras hepáticas, muestras de diversos órganos y tejidos y de sangre extraídas de distintas partes del cuerpo entre otras. El procedimiento se realizó con total normalidad, señalaron desde la Fiscalía y sin ningún tipo de objeción de las partes.

Ahora restan aguardar los resultados finales de la autopsia para determinar las causas y posibles circunstancias de su fallecimiento. Por su parte Alicia Cadierno directora del Instituto Médico Legal sobre los primeros estudios señaló que “puede decirse que como lesiones generales en la superficie corporal y en los tejidos superficiales han habido algunos focos que llaman a la necesidad de analizar exámenes complementarios para descartar o confirmar golpes” y agregó “Sí se han descartado otras lesiones que puedan estar relacionadas de forma directa como heridas de arma de fuego o de arma blanca, compresiones a nivel cervical”.