“No engañemos a la ciudadanía… una ley no significa un plan de seguridad”

Este jueves, la Cámara de Diputados dará ingreso formal a los tres mensajes remitidos por el Poder Ejecutivo el pasado viernes sobre la futura ley de seguridad pública, la nueva ley de policía y de control policial.

El jefe de la bancada radical, Maximiliano Pullaro, estimó que habrá un largo debate en comisiones sobre los textos aunque aclaró que los proyectos no son un plan de seguridad que “le sigue faltando a la gestión de (Omar) Perotti”. Su voz será clave en el tratamiento del proyecto en la Cámara Baja donde el Frente Progresista detenta la mayoría de 28 miembros, 11 de los cuales pertenecen a la UCR.

“Es un reordenamiento normativo de la mayoría de las cosas que se venían haciendo por decreto desde la gestión de Raúl Lamberto como la creación de las nuevas policías y la conducción política de las fuerzas. Otras son de mi gestión” señala tras la primera lectura que hizo sobre los tres mensajes. Enseguida refuerza el concepto: “es un reordenamiento normativo de mediano y largo plazo; el gobierno de Perotti plantea cuatro años; creo que demandará mucho tiempo más” y menciona que la reforma policial votada en 2006 (gestión de Jorge Obeid) todavía se está terminando de aplicar. “Una cosa es el reordenamiento normativo y otra cosa es un plan de seguridad. Nos está faltando un plan de seguridad en la provincia” afirma.

Entonces esboza la crítica a la gestión actual. “Falta un plan que permita anticiparnos al hecho delictivo” e insiste que todos los indicadores de delitos graves se incrementan en lo que va del año con respecto a 2019 aún con la población aislada durante 90 días en el inicio de la pandemia. “Ya hay 70 homicidios más que el año pasado”, recalca.

“Al no existir un plan, no hay áreas de análisis criminal que indique hacia donde tiene que ir. El gobierno entiende que hay un gerenciamiento de la política de seguridad, pero no hay gestión de la política de seguridad. Se le da órdenes a un jefe que no las puede bajar. Con (Luis) Sarnaglia como jefe hubo autogobierno, ahora hay desgobierno y el policía que está en la calle no sabe qué hacer; no hay líneas claras para adelantarse al delito”. Cuestionó el abandono de unidades móviles e instó a pasar frente a las comisarías y observar los autos abandonados, la falta de combustibles e insumos básicos para el trabajo policial.

En cuanto a los proyectos de ley, Pullaro pidió que nos lo apuren. “A Perotti le demandó catorce meses terminarlos y enviarlos a Legislatura, no pretendan que las votemos a libro cerrado en noviembre. Es un reordenamiento normativo muy profundo que amerita estudiarlo mucho. Desde ya lo vamos a estudiar. No vamos a hacer como nos hacía el peronismo a nosotros que ni siquiera la estudiaban y la mandaban al cajón. Cuando entendamos que tenemos la mejor ley la vamos a votar en Diputados y después que el peronismo vea que hace en el Senado”.

Acotó que “no seríamos serios si estaríamos votando estas leyes en noviembre. Hay que convocar a expertos, a la policía que no participó en la redacción de los proyectos. No se puede hacer ninguna reforma sin la policía y hay que hacerlo con la policía convencida”.

Fuente: El Litoral