Más de 400 armas de fuego fueron secuestradas

Además, se registraron aproximadamente 6000 detenidos y retuvieron más de 1300 autos y 2500 motos durante el 2019.

Desde que se inició la gestión de Miguel Lifschitz como gobernador y Maximiliano Pullaro como ministro de Seguridad en la provincia de Santa Fe, una de las prioridades ha sido y sigue siendo reducir la cantidad de armas de fuego en poder de civiles. Con un plan estratégico implementado en distintas ciudades de la provincia y con un foco especial en la ciudad de Rosario, se han desplegado distintas modalidades de operativos para generar un mayor control en áreas claves del territorio rosarino. En lo que va del año, en el Departamento Rosario, se han secuestrado más de 400 armas de fuego de distintos tipos, una cifra que, hasta la fecha, supera el promedio del mismo periodo respecto del 2018.

Los datos que se dieron a conocer hoy son confeccionados con los procedimientos de calle que se realizaron por parte de la Unidad Regional II. El dato concreto es que entre enero y mayo de este año, la Policía de Santa Fe lleva secuestradas 440 armas de fuego, lo que da un promedio de 88 armas por mes, es decir, casi 3 armas por día. Del total de estas, 366 armas se secuestraron solo en la ciudad de Rosario, el resto en distintas localidades aledañas.

Con respecto a los tipos de armas incautadas en la ciudad, 315 armas fueron arma de puño o cortas, es decir pistolas y revólveres, en tanto 34 fueron armas largas y 17 del tipo tumberas.

 

El mes que tuvo la mayor quita de armas en poder de civiles fue el mes de febrero, con un total de 93 armas solo si se mira Rosario, alcanzando las 105 si tenemos en cuenta las secuestradas en todo el ámbito de influencia de la URII.

Por otra parte, la intensificación de patrullajes elevó la cantidad de arrestados entre los meses de enero y mayo desde 2017 hasta este año. La cifra de los procedimientos policiales comenzó con más de 3800 personas aprehendidas; en 2018 fueron alrededor de 4100 y en los primeros cinco meses de 2019 concluyó con casi 6000.

Respecto a los vehículos secuestrados por los procedimientos de calle, en 2017 secuestraron 680 autos y alrededor de 4500 motos; en 2018 el número de automóviles se elevó a 805, mientras que el de rodados descendió a 1741 y este año, en relación a los coches, la cantidad es de 1385 y aproximadamente 2600 motos.

 

imagen ilustrativa