Más de 100 vehículos por día remitidos al corralón

Solamente el fin de semana hubo 49 vehículos trasladados por alcoholemia positiva

Se tratan de autos y motos cuyos conductores cometieron faltas a las normas de tránsito, desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal informaron que en la última semana se efectuaron 713 remisiones vehiculares en la ciudad de Rosario. El funcionario explicó que agentes de las áreas de control municipal junto a la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe llevaron a cabo múltiples operativos en distintos puntos de la ciudad, en el marco de los cuales se remitieron autos y motos. “Entre el lunes 13 de mayo a primera hora y este domingo 19 a la noche, la Dirección General de Tránsito, la Guardia Urbana Municipal (GUM) y la Dirección General de Fiscalización de Transportista efectuaron operativos diurnos y nocturnos con el saldo de 713 remisiones, de las cuales 58 son por alcoholemia y 32 pertenecen a remises.

Las unidades remitidas pertenecen a conductores que fueron detectados en distintos incumplimientos a las normas de tránsito. Algunas faltas se relacionan a los requerimientos de documentación y elementos de seguridad exigidos, así como también al consumo de alcohol o narcóticos al volante. Otras irregularidades tienen que ver con el estacionamiento en lugares prohibidos o la denominada doble fila y al exceso de velocidad.

Solo el fin de semana remitieron 49 vehículos por alcoholemia positiva sobre más de 300 operativos preventivos nocturnos. En total fueron 65 unidades, 49 de las cuales fueron trasladadas debido a que los conductores al volante dieron positivo los test de alcoholemia a los que fueron sometidos. De acuerdo a lo que precisó, el nivel de alcohol en sangre más alto que fue medido es de 1.99 gramos.

Hay que señalar que el resto de las remisiones fueron ejecutadas ante el registro de faltas relacionadas a las exigencias de documentación y elementos de seguridad vial cuya sanción comprende el secuestro del vehículo.

“Las intervenciones preventivas que desarrollamos desde la Secretaría en horario nocturno permiten llevar control a los puntos de la ciudad en donde se registra un intenso flujo vehicular. Los objetivos son claros: anticiparse a las situaciones conflictivas y lamentables, hacer cumplir la ley y sancionar a los que no la respeten con el fin de garantizar un uso libre y seguro del espacio público”, consideró el funcionario.