Liberaron espacios públicos

Realizaron más de 600 intervenciones en espacios públicos para su liberación durante el 2018

Según adelantaran desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana debieron desocupar terrenos, veredas obstruidas, plazas y parques durante el año pasado. El fin de las acciones es garantizar la libre circulación y el uso seguro de los múltiples espacios públicos de Rosario. “El Estado debe promover el respeto de las normas que regulan las formas en las que permanecemos y transitamos por la ciudad”, señaló el secretario Guillermo Turrin, también remarcó que, durante 2018, intervinieron en 667 situaciones de apropiación indebida del espacio público para garantizar su liberación y, en consecuencia, un uso democrático del mismo. A cargo de la Dirección General de Control Urbano, las acciones se ejecutaron en distintos puntos de Rosario y tuvieron relación con la ocupación indebida de terrenos usurpados, veredas y parques y plazas tomadas. La preservación y promoción de la convivencia urbana y la libre circulación y permanencia de todos en las calles de la ciudad conforman el marco de acción. En relación a casos de usurpación, fueron 36 en los que les tocó intervenir; “Cuando recibimos una denuncia por usurpación de terreno, disuadimos a las personas para que no lo hagan y si plantaron elementos, como, por ejemplo, palos o chapas, los retiramos”, manifestó y advirtió que en el caso de que el predio sea de un privado, los agentes deben averiguar quién es el propietario, darle cuenta del hecho para que radique la denuncia judicial correspondiente. En cambio, si se trata de un terreno fiscal, se puede accionar en forma directa.

En el 2018 se desarrollaron dos intervenciones importantes en un predio privado ubicado en Ovidio Lagos y 5 de Agosto, allí, unas 50 personas buscaban afincarse y se debió desarmar los palos y chapas que habían desplegado. Otra situación se vivió en tierras fiscales asentadas en Piamonte y Ovidio Lagos, donde unas 30 personas intentaron tomar la zona aledaña a un centro deportivo municipal. También, en dicha oportunidad, retiraron palos y lonas que habían desplegado. En todos los casos, se establece un diálogo con las personas en cuestión a las que se les explica que están cometiendo un acto ilícito. Si no desisten de ello, se da intervención a la fuerza policial. Cuando se trata de grupos que expresan necesidades de tipo social, se concretan reuniones con distintas áreas municipales y provinciales a fin de encauzar dichos reclamos. En tanto, si se trata de construcciones irregulares, se eleva una notificación sobre la falta y, si se persiste en la misma, se efectúa una demolición o desinstalación.

Aceras

El año pasado, Control Urbano realizó 167 liberaciones por ocupación indebida de aceras. Bajo este concepto, se pueden incluir el retiro de escombros y materiales de construcción en veredas que no permiten la circulación normal por las mismas. También se han quitado artículos de venta que pertenecen a comercios habilitados pero que hacen uso indebido de la vereda, parrilleros de material que son derribados, autos abandonados y elementos en desuso que son abandonados y que complican el paso.

Parques y plazas

En tanto, se ejecutaron en 2018, 464 procedimientos vinculados a lo que se conoce como ocupación de espacios públicos, lo que incluye parques y plazas. La cifra revela los resultados de las recorridas preventivas que semanalmente llevan a cabo los agentes para limpiar y ordenar espacios comunes, retirar colchones y demás pertenencias que muchas personas mantienen en estos lugares de libre acceso y también despejarlos cuando se juntan personas a beber alcohol o a dormir. Los puntos más intervenidos son la Plaza General López (Avenida Pellegrini al 700), la Plaza de las Luces (Avenida Pellegrini al 4000), las inmediaciones del Parque Nacional a la Bandera (Avenida Belgrano al 500) y el área céntrica de Rosario. Cabe destacar, que, dentro de ese total, se contempla las acciones impulsadas a partir de denuncias radicadas en el 147 o llamados telefónicos de vecinos a la repartición, requerimiento de juzgados o bien, forman parte del Plan Abre. En relación con este último punto, durante 2018 Control Urbano concretó 220 actuaciones en la zona comprendida por las calles Sánchez de Thompson, Grandoli, Lola Mora e Hipócrates. En este lugar, se demolieron cocheras y locales comerciales que habían sido construidos ilegalmente sobre espacios comunes que impedían el ingreso de patrulleros policiales y de ambulancias.

“El trabajo que hacemos como Estado municipal en espacios comunes tiene que ver con desocuparlos cuando en ellos se instalan grupos de personas, algunas veces son cuidacoches o indigentes, que impiden que otras personas puedan disfrutar, sobre todo, los niños que juegan o andan en bicicleta”, explicó Turrin. También, durante las intervenciones se retiran elementos que estas personas suelen dejar en los árboles o arbustos y bancos. De acuerdo con los datos oficiales, la mayoría de las denuncias de vecinos al respecto son radicadas en relación a la Plaza General López y la Plaza de las Luces. “Muchas veces ni siquiera se pueden sentar con sus reposeras porque hay grupos con conductas desubicadas y es por eso por lo que tenemos que intervenir, teniendo en cuenta que estos espacios son de uso comunitario, aunque falta mucho, seguimos adelante” remarcó.