Le quitan la licencia y el rodado por conducir ebrio

Se trata de un taxista al cual el test de alcoholemia le dio 2.66 g/l/s cuando para el personal afectado al transporte público es 0 (cero). También hubo otro caso en el además colisiona, pero es un automóvil particular

Este peculiar hecho se registró en horas de la tarde de este domingo en el centro rosarino cuando un llamado anónimo a la Guardia Urbana Municipal da cuenta que en el Cortada Ricardone un taxista estaría conduciendo en estado de ebriedad. De esta forma personal de Fiscalización de Transporte y la GUM se dirigieron a la zona donde dieron con el taxista y le practicaron el test de alcoholemia arrojando positivo 2.66 (imagen). El rodado fue trasladado al corralón municipal y le quitaron la licencia de conducir

otro caso… En esta oportunidad se trata de un automóvil de uso particular, que según fuentes policiales en horas de la mañana de este domingo habría colisionado en San Lorenzo al 3500, dándose a la fuga. Tras obtener la descripción del rodado comienzan un patrullaje en la zona para dar con este, siendo detenida la marcha en Rondeau al 100. El sujeto fue trasladado, en primera medida al HECA donde le diagnosticaron traumatismos leves y luego a la Comisaría 2º donde le realizaron el test de alcoholemia con resultado alcohol en sangre 0,72, el Renault Clio en el que circulaba fue trasladado al corralón municipal y le quitaron el carné de conductor. En este caso el valor máximo permitido es de 0,50 g/l

Asimismo, desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana remarcaron que en la última semana se efectuaron 379 remisiones vehiculares en la ciudad de Rosario en el marco de operativos desarrollados junto a la Unidad Regional II de la Policía de Santa Fe. Se trata de autos y motos cuyos conductores incumplieron distintas normas de tránsito. El secretario Guillermo Turrin confirmó que entre el lunes 6 de mayo a primera hora y este domingo a la noche, la Dirección General de Tránsito, la Guardia Urbana Municipal (GUM) y la Dirección General de Fiscalización de Transportista efectuaron operativos diurnos y nocturnos en distintas zonas de la ciudad y en este marco, se remitieron 379 autos y motos.

Los traslados al corralón municipal se realizaron durante los procedimientos vehiculares preventivos y de control que personal municipal, junto con la Policía de Rosario, lleva a cabo diariamente en distintos momentos de la jornada, extendiéndose a toda la ciudad. En este marco, se fiscaliza que los conductores cumplan con la norma vinculada a la documentación y los dispositivos de seguridad reglamentarios. También se atiende a las condiciones del conductor, la velocidad utilizada, así como también el estacionamiento.