Investigan el crimen de un policía 

Según las primeras informaciones se encontraba de licencia por enfermedad y cumplía funciones en la Oficina de Gestión Judicial como empleado policial, los disparos podrían haberse realizado desde el interior

Pasadas las 21.30 un llamado a la Central de Emergencias del 911 daba cuenta de disparos en las cercanías de Larralde y Dean Funes. Al llegar la policía encuentran dentro de un Peugeot 308 el cuerpo sin vida de Cristian Ezequiel Ibarra de 28 años quien tenía al menos un disparo en la nuca. Según los primeros indicios recabados en la zona por los agentes quienes lo habrían ultimado serían dos personas que se desplazaban a pie con vestimentas oscuras, los que habrían salido del interior del rodado, también notaron a simple vista el faltante de la pistola reglamentaria y elementos personales.

Interviene el Gabinete Criminalístico de la PDI, los que recolectaron del interior del rodado varias vainas servidas y una en el exterior, lo cual indicaría que lo ejecutan dentro del mismo, el Fiscal de la Unidad de Homicidios Miguel Moreno, ordenó una serie de medidas para dilucidar lo sucedido. Cabe destacar que durante las primeras horas de ocurrido el hecho hubo un gran despliegue policiaco en los campos aledaños para dar con el o los posibles gatilleros. Una de las hipótesis más fuertes, estaría vinculada a un ajuste de cuenta por narcotráfico la cual vincula a Ibarra, apodado “El Negro” y a la Banda de “Los Lagartos”, también es dable destacar que su padre había sido asesinado en circunstancias similares cinco años atrás