Intentó abatir a un gendarme y quedó detenido

Un sujeto que intentó dispararle a un gendarme fue arrestado este jueves en la vecina localidad de Villa Gobernador Gálvez. También las fuerzas federales arrestaron a cinco dealers y decomisaron dosis de cocaína y marihuana listas para la venta

En las últimas horas efectivos de Gendarmería Nacional realizaron controles sobre encomiendas, descubriendo que acondicionaban más de seis kilos de marihuana, cayeron cinco dealers con estupefacientes y se arrestaron a un hombre que poseía libertad condicional, además intentó dispararle a un gendarme con un arma casera.

Un hecho de extrema gravedad ocurrió en Villa Gobernador Gálvez, donde un gendarme fue abordado por un hombre que empuñaba una pistola e intentaba abatirlo. El uniformado logró reducirlo y corroborar su identidad, este presentaba antecedentes penales por homicidio y cumplía una pena con libertad condicional. Luego de ponerlo a disposición de la Justicia, le incautaron un arma de fabricación casera, tratándose de una pistola calibre 22, con munición punta expansiva en la recámara, apta para disparar.

Por otra parte, un equipo de gendarmes junto a personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria, requisaron encomiendas secuestradas días atrás en la operación denominada “Encomiendas Voladoras” fue llevada a cabo en el municipio de Avellaneda, con apoyo de un scanner de última tecnología. Como resultado: había diez paquetes rectangulares tipo ladrillo que acondicionaban 6 kilos 349 gramos de marihuana. La droga quedó a resguardo de la justicia, en tanto que se profundizan las averiguaciones para dar con todos los responsables de la maniobra (imagen)

Cinco dealers con estupefacientes

Asimismo, miembros de la Gendarmería apostados sobre la Ruta Nacional 168 durante un control de rutina frenaron la marcha de un vehículo sobre el kilómetro 10,4. El control arrojó que los dos hombres que iban a bordo trasladaban una bolsa con tres trozos de marihuana compactada y un cigarrillo artesanal.

Otros tres operativos tuvieron lugar en la ciudad de Rosario. En primer término, una patrulla de gendarmes apresó a un narco en la intersección de Molier y Mesina, luego de verificar que transportaba 10 envoltorios con cocaína y otros tres con cannabis sativa.

De forma similar fue detenido un dealer en el cruce de Espinillo y Espinoza, quien trasladaba 78 bolsas con cocaína suficiente para elaborar más de 230 dosis para el narcomenudeo y un frasco de creatina, comúnmente utilizada como sustancia de corte.

Por último, la delegación Rosario de la Policía Federal en un patrullaje en las cercanías del Parque Urquiza, detuvieron a un hombre que escondía entre sus prendas picadura de marihuana, un cigarrillo casero y papelillos.