Fueron 39 las remisiones al corralón por alcoholemia y narcolemia

Personal municipal mantuvo una fuerte presencia preventiva en la ciudad durante el horario nocturno de este fin de semana largo.

Desde la Secretaria de Control y Convivencia municipal informa que durante este fin de semana largo de carnaval se efectuaron procedimientos vehiculares preventivos en distintos puntos de la ciudad durante el horario nocturno a fin de promover condiciones seguras para peatones y conductores. En este marco, se pudieron detectar dos situaciones de verdadero riesgo para la ciudadanía.
La secretaria Carolina Labayru confirmó que, entre el jueves a la noche y las primeras horas de este martes feriado, agentes de las áreas de control de la Municipalidad de Rosario en colaboración con la Policía, llevaron a cabo operativos de fiscalización vehicular en diversas zonas de la ciudad. “Durante las noches de carnaval, estuvimos presentes en el centro y en los barrios para controlar la circulación en los espacios públicos y así poder garantizar el cumplimiento de las normas”, explicó la funcionaria.
De acuerdo a datos oficiales, se efectuaron 61 remisiones de autos y motos de las cuales 38 fueron por alcoholemia y una por narcolemia. Cabe precisar que, de los casos de consumo de bebidas alcohólicas al volante, el registro más alto que fue medido llegó a 1.80 gramos.
En relación al caso de narcolemia positiva, hay que señalar, que fue registrado el sábado en inmediaciones de Jujuy y Alvear. Allí, personal de la Dirección General de Tránsito y Fiscalización de Transporte desarrollaban tareas preventivas y de control vehicular cuando recibieron una denuncia al 147 sobre este conductor de un coche de servicio público. Se procedió a efectuarle el test de narcolemia que arrojó que había consumido cocaína. El auto fue trasladado al corralón.
Por otra parte, también durante las acciones de fiscalización nocturna desarrolladas este fin de semana, se logró retener a un conductor en visible estado de ebriedad, quien huyó de un procedimiento de control en Italia y Jujuy de parte de la Guardia Urbana Municipal, cuyos agentes lograron detenerlo en la zona norte de Rosario. Finalmente, el hombre en cuestión fue detenido y su vehículo acarreado al depósito municipal.