El Chulo fue imputado por amenazas coactivas

Está señalado en al menos dos de los ataques a balazos a la justicia

Leandro Daniel Olivera de 29 años apodado “El Chulo” fue imputado por el delito de amenazas coactivas agravadas por ser anónimas, por la utilización de un arma de fuego y por tener como propósito alguna medida o concesión de un miembro del poder público en concurso ideal con daño calificado, en concurso real con portación de arma de fuego de guerra sin la debida autorización legal en dos hechos, en calidad de partícipe primario.

La Unidad de Gravedad Institucional lo imputó Olivera el hecho ocurrido el 4 de agosto de 2018, en horas de la madrugada cuando atacara un departamento del edificio ubicado en Av Libertad al 300, también se le imputo haber participado en el ataque armado sucedido en la misma fecha horas antes contra dependencias del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal ubicadas en el edificio del Centro de Justicia Penal. Coordinando la concreción de los atentados de manera simultánea y facilitando esta última su ejecución al prestarle su automóvil a los autores materiales para brindarles asistencia logística.

El Juez de Primera Instancia Dr. Jose Luis Suarez acepto la calificación legal presentada por la Fiscalía y dictó la prisión preventiva efectiva por el plazo de ley. Olivera fue imputado como participe primario de las balaceras contra el Centro de Justicia Penal y el Edificio Ipanema de barrio Martin, donde vivió la jueza Usandizaga.

Según los investigadores que colaboraron en la investigación mencionaron que llegaron a Olivera, a través de escuchas telefónicas donde una comunicación con Ariel “El Guille” Cantero daba la orden a Daniel Delgado, éste se lo trasmitía a Lucía Uberti, terminando el mensaje con el imputado. También estaría sindicado en otros ataques, pero aún no habrían reunido las pruebas necesarias para acusarlo