Dos estafas telefónicas… dos modalidades distintas

Una de ellas, le avisan que es ganador de un premio… en tanto en la otra siguen atacando a los ancianos, con el cuento de una futura devaluación

El primero de los casos se registró en la zona norte de Rosario, donde un joven de 28 años recibe un llamado telefónico en el que lo hacen ganador de un premio aleatorio que gana supuestamente por Lotería. Pero para que este pueda ser abonado, debe depositar en una cuenta bancaria, operando con su tarjeta de crédito en un cajero automático, la suma de 60 mil pesos. Sin cortar la comunicación los estafadores que tenían en su voz, acento cordobés, siguen simulando el engaño, hasta que termina de realizar la transacción de transferencia y corta la comunicación. Al cabo de unos minutos, se dio cuenta que había sido estafado.

el otro engaño… y el más conocido si se quiere, es donde los artistas del engaño buscan a personas de edad avanzada y al llamarlos por teléfono les hacen creer que hablan con un familiar, que puede ser el nieto o sobrino, el cual lo convence para que entregue los ahorros a un contador amigo que trabaja en el banco, dado que estos perderían poder adquisitivo ante una posible devaluación del mercado bursátil. En dicho ardid, logran también que entregue otros efectos de valor para ponerlos a resguardo, en esta oportunidad el hombre de 82 años, entregó alrededor de 200 mil pesos, dólares y joyas de valeros incalculables. Luego de unas horas comprobó que fue estafado