Dieron a conocer la sala de videoconferencia para reclusos de alto perfil en la cárcel de Piñero

Este viernes se llevará a cabo en la Unidad Penitenciaria N°11 la primera videoconferencia donde se definirá un habeas corpus para un preso de alto perfil. Estas nuevas obras estarán a disposición del Poder Judicial y fueron construidas con recursos del Poder Ejecutivo para reducir riesgos.

Desde el Ministerio de Seguridad, señalaron que viene trabajando en la construcción de espacios, uno en la Unidad Penitenciaria 11 de Piñero y otro en la Unidad 1 de Coronda, que permitirán a los jueces poder celebrar actuaciones con personas detenidas sin tener que trasladarlos hasta los tribunales. Por tal motivo este jueves pasado el ministro Maximiliano Pullaro en su visita al Servicio Penitenciario de Piñero destacó: “Las salas que servirán principalmente para articular con el Poder Judicial, en donde hay salas de videoconferencia, y en lugar de trasladar a los presos podemos hacerlo a través de este mecanismo sin violar ninguno de los derechos de los reclusos y van a poder estar en contacto directo con las partes”.

La inversión para realizar este tipo de obras es de aproximadamente $4.300.000. Ese monto está distribuido de la siguiente manera: sala de videoconferencia de Coronda ($1.496.000), sala de videoconferencia de Piñero ($1.254.000) y equipamiento digital de ambas 1.500.000. Las dos están a disposición del Poder Judicial, se ejecutaron con fondos del Poder Ejecutivo y se suman a las dos salas de audiencias de estas características que posee el Poder Judicial en la cárcel de Las Flores de la ciudad de Santa Fe y la restante en la Unidad 3° ubicada en calle Zeballos y Suipacha. Esta última, ya fue utilizada para llevar a cabo videoconferencias en la apelación en el juicio de la banda “Los Monos”. Para tener una dimensión de lo que significan estos espacios podemos decir que mensualmente sólo en la región sur de la provincia de Santa Fe se producen cerca de mil quinientos traslados desde las unidades penitenciarias a tribunales por requerimientos judiciales. En la Unidad Penitenciaria de Piñero, por ejemplo, durante el mes de agosto se realizaron 648 traslados por requerimiento judicial, número que corresponde a un tercio de la población carcelaria de ese complejo. Este tipo de traslados implican, asignar recursos penitenciarios y policiales sumado al riesgo que comprende llevar a los reclusos desde el Penal a Tribunales transitando por la vía pública. Este hecho se dificulta si el preso es de alto perfil ya que se debe agregar custodia de unidades especiales y más aún si se trata de personas ligadas al narcotráfico de alta peligrosidad, donde a todo lo mencionado se le agrega la participación de personal de Seguridad Vial y helicóptero.

“Es muy importante la implementación de este tipo de salas, partiendo de que cualquier tipo de traslado conlleva muchos recursos logísticos y humanos. Esperamos que se puedan utilizar para todos los reclusos”, expresó Pullaro.

Esta inversión importante que realiza el Gobierno de la Provincia de Santa Fe, encabezado por el ingeniero Miguel Lifschitz, intenta dar solución a los miles de traslados mensuales que se realizan en toda la provincia, poniendo a disposición de la Justicia las dos salas de audiencia para que, sin violar ninguno de los derechos que le asisten al interno, puedan celebrar las audiencias sin tener que salir de las unidades penitenciarias.