Condenaron a prisión perpetua al asesino del policía Mansilla

También le conmutaron otros delitos que venía arrastrando desde tiempos atrás

Se trata de Ricardo Albertengo a quien imputaron este viernes, los Jueces de Primera Instancia Dres. Isabel Mas Varela, Patricia Bilotta y Ismael Manfrin resolvieron homologar el procedimiento abreviado presentado por la Fiscalía y aceptado por la Defensa, condenando al imputado a la pena de prisión perpetua por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y doblemente calificado, por criminis causa y por ser la víctima un miembro de las fuerzas de seguridad pública y/o policial, portación de arma de fuego -dos hechos-, ambas figuras en concurso real y en carácter de autor, robo calificado por uso de arma de fuego no habida en concurso real con el delito de privación ilegítima de la libertad, en carácter de autor y robo calificado por uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no puede tenerse por acreditada y privación ilegítima de la libertad, en concurso real y en carácter de autor.

Los Fiscales Dres. Ademar Bianchini de la Unidad de Homicidios Dolosos y Juliana González de la Unidad de Investigación y Juicio le imputaron a Albertengo 3 hechos:

El primero de ellos ocurrido el 16 de febrero de 2016 en horas de la tarde en calle Tucumán al 1500 cuando el imputado portando un arma de fuego ingreso a un local de estudios de lengua extranjera y sustrajo dinero a las personas que atendían el lugar las obligó a desprenderse de algunas de sus prendas para luego sacarle fotos con su celular, finalmente las amenazó con que no salgan del lugar hasta cierto horario para finalmente darse a la fuga.

El segundo de ellos el 22 de febrero del mismo año en Buenos Aires al 900 cuando a punta de pistola ingresa a un local de enseñanza de música y luego de amenazar a una empleada y a la dueña del lugar se alza con dinero en efectivo, para dejar encerradas a las víctimas y a otra persona que se encontraba en el lugar bajo amenaza de muerte y exhibiendo su arma de fuego hasta que se dio a la fuga.

Finalmente… el 8 de marzo de ese mismo año en horas de la tarde en Córdoba y Corrientes, Albertengo es reconocido por una de las victimas del hecho de robo del Instituto de Música, al notar esta situación se empieza a retirar a de forma pedestre por calle Corrientes hacia el norte, pero la víctima da aviso a un policía, Mauro Mansilla, quien se encontraba patrullando la zona, este observa ingresar a Albertengo a un local de enseñanza superior y luego de que el oficial Mansilla le diera la voz de alto, el imputado le produjo 3 disparos de arma de fuego impactando uno de ellos en zona de la cabeza lo que le provocara el fallecimiento y se lleva el arma reglamentaria para escaparse. Luego el 11 de marzo de ese año se entrega ante la justicia

La defensa estuvo a cargo de la Dra. Maricel Palais.