Clausuraron un pool que funcionaba como sala de juegos

La Municipalidad volvió a cerrar un local que había clausurado con anterioridad, pero seguía funcionando a puertas cerradas. Además, funcionaba como sala de juegos, lo que está prohibido por el decreto de medidas preventivas para el coronavirus.

La Secretaría de Control y Convivencia reimplantó anoche la clausura en un bar que funciona como pool en Paraguay al 1100. El local había sido clausurado unos días atrás por falta de habilitación y los inspectores se dieron cita en el mismo, ya que descubrieron que trabaja a puertas cerradas.
El personal municipal contó con la ayuda de adicionales policiales y no sólo pudieron constatar las sospechas de violación de clausura, sino que también previnieron una partida de póker que iba a desarrollarse horas más tarde según denuncias. La misma incumplía con el decreto firmado por el Intendente Pablo Javkin sobre el coronavirus, donde ordena el cese de actividad de las salas de juegos. La situación de la misma era irregular, carecía de cualquier tipo de licencia para desarrollar la actividad.
La inspección por parte de los agentes de control llevó a los mismos al segundo piso donde descubrieron que se habían instalado 7 computadoras dispuestas para apuestas ilegales. En planta baja había otras 3. Las mismas fueron secuestradas y la municipalidad le derivará las mismas al Juzgado Provincial para que ejerza su incumbencia en la investigación sobre juego clandestino. Asimismo, se elevarán las actuaciones al Tribunal Municipal de Faltas, para que juzgue esta violación de clausura.