Cinco policías del Comando Radioeléctrico quedaron en prisión preventiva

Es por diversos delitos cometidos en la ciudad de Santa Fe, también a otras 18 personas que estaban siendo investigadas le interpusieron medidas alternativas

Cinco policías del Comando Radioeléctrico quedaron en prisión preventiva en el marco de una investigación que encabezan los fiscales Ezequiel Hernández y Mariela Jiménez por diversos delitos cometidos en la ciudad de Santa Fe, así lo dispuso el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Sergio Carraro, en una audiencia que comenzó el miércoles y tras dos cuartos intermedios. finalizó ayer a la noche. Entre los cinco imputados a los que se le impuso la medida cautelar, hay una mujer a la que se le ordenó la prisión preventiva domiciliaria, a raíz de que tiene un hijo menor de cinco años. Por su parte, otros 18 policías se les impusieron medidas alternativas a la prisión preventiva, entre ellas la obligación de constituir una fianza de entre 70 mil y 100 mil pesos dependiendo de la persona. En tal sentido, continuarán siendo investigados, pero transitarán el proceso en libertad.

Hechos acreditados

“El juez dio por acreditado todos los hechos que la Fiscalía imputó a las personas involucradas en esta investigación”, valoraron los fiscales luego de la audiencia. Por otra parte, los funcionarios del MPA explicaron que, “en relación a los riesgos procesales –es decir, la posibilidad de entorpecer el proceso– el magistrado consideró que correspondía que cinco de las personas involucradas permanezcan en prisión preventiva, una de ellas domiciliaria”. “En relación a la continuidad del proceso, la investigación sigue su curso. Ahora corresponde que desde la Fiscalía continuemos realizando diligencias probatorias, y luego estaríamos en condiciones de formular la acusación para llegar al debate oral y público”, concluyeron.

Conductas ilícitas

“La falsedad ideológica en instrumento público y la portación y tenencia indebidas de armas de fuego, son dos de las atribuciones que más reiteran en las 23 personas investigados”, indicaron los fiscales. “Esto es así porque una de las conductas ilícitas de los imputados es lo que vulgarmente se llama “plantar” armas a personas que no las llevaban, o “reemplazar” armas a quienes tenían una en su poder”, agregaron. Durante la audiencia, los fiscales también brindaron detalles de otros ilícitos por los que también se investiga a los policías. “Se les atribuyó la autoría de distintos hechos en los cuales, por ejemplo, un joven fue agredido a golpes, mientras le introducían la cabeza en una bolsa plástica; una mujer embarazada debió ser hospitalizada por lesiones producidas por balas de goma; un hombre resultó con la mandíbula quebrada a raíz de los golpes que recibió; y hasta incluso hubo un hecho en el que mataron de un disparo al perro de la víctima porque ladraba”, resumieron.