Aprehendieron a un Fiscal acusado de recibir coimas

Fue acusado por un testigo que se entregó hace dos días y contaba con la protección del Ministerio de Seguridad

Según informó el porta de noticias Rosario3.com, el fiscal Gustavo Ponce Asahad aseguró que no conoce a ninguna de las personas investigadas en la causa por asociación ilícita, juego clandestino y extorsiones, uno de los detenidos, Leonardo Peiti, declaró este viernes que se reunió con él y que incluso le pagó coimas. En la audiencia realizada esta tarde en el Centro de Justicia Penal, Peiti quedó imputado, aunque seguirá la causa en libertad.

Según adelantó Radio 2, el hombre declaró haber pagado coimas al fiscal Ponce Asahad y dijo haber mantenido al menos un encuentro en Buenos Aires. El acusado de integrar una banda de juego clandestino y extorsiones también mencionó en su declaración al fiscal regional Patricio Serjal. La investigación sobre el fiscal Ponce Asahad, allanado este viernes bajo sospecha de haber filtrado información judicial a esa banda, no es sólo por ese hecho, también alcanza posibles “exacciones” ilegales (cobro de coimas). Antes de esta declaración, los fiscales de Delitos Complejos Luis Schiappa Pietra, Gisela Paolicelli y Matías Eder ya habían elevado esa acusación por lo que existen otras pruebas o indicios. El colaborador Ponce Asahad, Nelson Ugoloni, también fue allanado.

El mensaje que desató el allanamiento al fiscal

Una banda ligada a Los Monos planificaba atentar contra el casino City Center de Rosario con la finalidad de extorsionar a sus autoridades. Tres días antes, los dos miembros de la organización que iban a realizar el ataque cayeron en un operativo de Gendarmería por la tenencia ilegítima de un arma. El cabecilla de esa banda le pidió a otro integrante que “gestionara” las dos libertades. Quien recibió la orden primero se contactó con un jefe policial retirado y luego con personal judicial para consultar la situación de los aprehendidos. Ese funcionario se sospecha que es el fiscal Gustavo Ponce Asahad, y este viernes fue allanado en Rosario, en Oroño 1217, por estar investigado por corrupción.

Los dos detenidos que iban a cometer el atentado contra el City Center se llaman Claudio Ricaldez y Hernán Horacio Quinteros, actualmente prófugos en la causa por extorsiones y juego clandestino. Quien pidió que se gestionara su libertad es Maximiliano “Cachete” Díaz y quien recibió la orden es Leonardo Andrés Peiti, quien es imputado este mismo viernes tras permanecer prófugo varios días. De acuerdo a la investigación, Peiti primero se comunicó con Alejandro Torrisi, jefe policial retirado. Luego lo hizo con personal del Poder Judicial. Posteriormente, Peiti le mostró a Díaz una captura de pantalla de un diálogo por Whatsapp que mantuvo con personal del MPA.

“Y Hernán Horacio Quinteros. En esta se comió un encubrimiento por andar con un auto robado y tenía una 9mm cargada, le metieron portación de guerra. Fue ayer, por protocolo tenía que pedir prisión preventiva, pero aparentemente se puede cerrar después de peritar el arma. No tengo la causa yo, pero dejame ver cómo metemos un comentario ahí. En un mes le podrían dar la libertad. No tiene antecedentes, así que seguramente”, es el mensaje que expone Peiti que le respondió alguien de la Justicia local.

Please follow and like us:
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial