Alrededor de 600 vehículos fueron remitidos al corralón en la última semana  

La Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal junto a la Policía de Rosario llevaron a cabo operativos preventivos y de control vehicular en distintos puntos de la ciudad a lo largo de todas las jornadas.

El secretario Guillermo Turrin precisó que entre el lunes 26 de agosto pasado y este domingo 1 de septiembre, la Dirección General de Tránsito, la Guardia Urbana Municipal (GUM) y la Dirección General de Fiscalización de Transportista llevaron a cabo operativos diurnos y nocturnos en distintas zonas de la ciudad y en este marco, se remitieron autos y motos. Cabe señalar que, del total de unidades remitidas, 32 son casos de alcoholemia positiva y 14 son remises ilegales.

Turrin explicó que los procedimientos vehiculares se ejecutan junto con efectivos de la Policía de Rosario, diariamente, en distintos momentos de la jornada, extendiéndose a toda la ciudad. Durante estas intervenciones, los agentes a cargo fiscalizan que los conductores cumplan con la norma vinculada a la documentación y los dispositivos de seguridad vial reglamentarios.

Además, se verifican las condiciones del conductor y en este sentido, se practican test de consumo de alcohol o estupefacientes. También, se mide la velocidad utilizada, así como también el estacionamiento.

“La presencia del Estado y el compromiso de conductores y peatones con la norma que ordena el tránsito favorecen a la seguridad vial y con ello a promover la convivencia en la ciudad”, sostuvo Turrin.